sábado, 8 de noviembre de 2008

Corto VII- dedicado a P.G.


Un encuentro...

... dos horas

y arrebol en mis mejillas.




Mi voz

inmantada a tu boca

insinúa y te saborea...

... no a borbotones,

sino destilándote.


Fuiste orfebre de mi alma;
hoy, aleación de mis suspiros.

3 comentarios:

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

Caray. Lo de la "aleación de mis suspiros" me ha dejado sin aliento. Y mira que ya se me estaba yendo el aire anteriormente de tanto retener la respiración por mirar este blanco fondo negro.
Besos, es estupendo.
Ángeles Fernangómez

Jara Silberia dijo...

Tú sí que eres estupenda...

Laura Gómez Recas dijo...

El paso de orfebre a aleación. Una metamorfosis maravillosa. El creador convertido en lo creado. Es una imagen estupenda. Es un poema... de los que no se olvidan.