lunes, 6 de julio de 2009

4 ELEMENTOS

Sujeta el humo
que hiberna en mis 21 gramos
y
cuando me vaya, sopla

sopla

sopla

que reposen

los murmullos de colibrí

en mis oídos

y el crujir de tu lengua

en los cantos rodados

de mi boca

Boca

Boca

No pierdas viento

e insufla vidrio

en mis tus caderas que ahora,

ahora

ahora es hora del sin ti no puedo.

Que no quiero, joder,

que no-

quiero.













...

5 comentarios:

CONTRAPOETA dijo...

Te falta uno. O una parte en cada uno de los elementos. El que se llama Carisma.

Angus dijo...

Muy, muy bueno.

Giovanni-Collazos dijo...

muy bueno. me gusta.

un abrazo.

Gio.

Laura Gómez Recas dijo...

¡Qué galope! Silberia profunda.
La muerte comienza y luego el aire, el viento, el medio en movimiento. Al final: basta.

Tras la galopada un frenazo en seco. Es un aullido, ¿qué es? Si estoy dándole vueltas y me dice tantas cosas es que el poema es bueno de verdad.

Laura

Valérie Embruix dijo...

Delicioso.