miércoles, 7 de mayo de 2008

EL OLOR DEL CIELO

Te amo en silencio

sin eco que responda.

Ansío

romperte de ganas.

Cobijar desnuda tu alma

que huele a cielo

en mi placer.

Bordear tu boca.

Resbalar

y caer en ti.

Almohadillarme

en tu piel.

Te amo en silencio

sin eco que me responda.

Y grito cóncava

la codicia de abrirte mis alas.

Húmedas.
.
.
.
Mojadas.

6 comentarios:

Santiago dijo...

Jara, veo que vas depurando tu sentir y decir poéticos. Sigue así.
Un abrazo

Santiago Trancón

Jara Silberia dijo...

Sólo por recibir comentarios como los tuyos merece la pena seguir escribiendo Santiago.
Gracias.

alvaeno dijo...

Los cuadros son maravillosos, lo que no quiere decir que tus poemas sean menos bellos, todo lo contrario, incluso juraría qeu forman parte los unos de los otros.
saludos.
salvador moreno valencia
www.alvaeno.com

Bea dijo...

que grande eres Jarita! mira que te lo he dicho "siene y siene de veces"!
un besazo

El éxodo dijo...

Quizá éste sea un modo de amar que no admite dudas. Amor sin condiciones ni correspondencias. Pero qué duro.

Un abrazo.

Jara Silberia dijo...

Gracias.
A todos.
De corazón.